También conocido como “oro rojo”, el azafrán es la especia más cara del mundo. Pero, como un objeto de deseo, también puede ser víctima del fraude. El azafrán de baja calidad a menudo se comercializa en los mercados internacionales, y las especificaciones para el azafrán puro no siempre se respetan. Por ello, nuestro fabricante ofrece a los clientes la máxima garantía de calidad basándose en 4 puntos principales:

  • Nuestro azafrán se rige bajo la Norma Internacional ISO 3632-1: 2011.
  • Posee el certificado HACCP.
  • Ha sido una de las primeras y pocas empresas especializadas en azafrán en España en obtener una de las certificaciones de seguridad alimentaria más rigurosas del mundo: la IFS.
  • Todos lotes son analizados en laboratorios externos acreditados por ENAC (Entidad Nacional de Acreditación), el órgano designado por el Gobierno para evaluar la competencia técnica de conformidad con las normas internacionales.

Consejo:

La mejor manera de asegurarse de que el producto es 100% puro son las certificaciones de seguridad alimentarias que el proveedor puede ofrecer. Safrante Global Company, S.L.U. es una de las pocas empresas de azafrán en todo el mundo que en la actualidad cuenta con dos de las más estrictas: IFS (International Food Standards) y BRC (British Retail Consortium), siendo ambas reconocidas como esquemas GFSI (Global Food Safety Initiative).

Tenga cuidado con los productos que son demasiado baratos, ya que el azafrán 100% puro no es una especia barata.
También tenga cuidado con azafranes que indiquen una vida útil muy larga, ya que en condiciones adecuadas de almacenamiento, la vida útil del producto es de alrededor de 4 años.