El aceite de oliva virgen extra mejora la degustación de los alimentos, haciendo todos los platos mucho más sabrosos. Su sabor particular, suave pero afrutado, consigue realzar todos los platos y potencia el sabor de los ingredientes sin llegar a distorsionarlos. En crudo es especialmente recomendable para aliñar o con pan, en mayonesas y salsas finas , verduras, carnes, pescados o mariscos, regalando un toque de sabor a sopas y cremas.

Nuestros aceites destacan en el mercado, tanto por su calidad certificada con el sello Siqev de Olivapalacios, como por el distinguido sabor que ofrecen los olivos centenarios de La Coma.

Si lo que buscas es buen género, esto es lo que necesitas!